Tras la quita de horas extra Los mozos de la Rosada hacen changas para llegar a fin de mes: cocinan y venden tortas en Casa de Gobierno

0
46
Mientras el Presidente afirma que «los salarios le están ganando a la inflación», los trabajadores de Balcarce 50 hacen malabares para sumar ingresos. Karina Milei degustó sus preparaciones y les dio el «visto bueno».El presidente Javier Milei insiste en que la economía ya está dando signos de «recuperación» y asegura que «los salarios le están ganando a la inflación«. Sin embargo, su teoría ni siquiera se puede comprobar en la Casa Rosada, donde los mozos tuvieron que inventarse una «changuita» para sumar unos pesos extra: ahora venden tortas y alfajores en la cafetería de Balcarce 50.

Desde que asumió el 10 de diciembre de 2023, la motosierra del ultraderechista fue contra la casta de… los mozos de la Casa Rosada y les quitó las horas extra, algo que —en los hechos— implicó un fuerte recorte salarial.

El recorte de sueldos, sumado a la devaluación y a la inflación desbocada, obligaron a los mozos de la Casa de Gobierno a rebuscárselas. Así, fue que decidieron cocinar tortas, alfajores y tartas de ricota, entre otras, que venden en la cafetería. Cada porción cuesta $1000.

La iniciativa contó con el visto bueno de la secretaria de General de la Presidencia, Karina MileiSegún contó la periodista acreditada en Casa de Gobierno Maia Jastreblansky en declaraciones al programa radial de María O’Donnell la hermana del Presidente, apodada por el propio mandatario como «El Jefe», fue una de las primeras en degustar un bizcochuelo elaborado por los trabajadores y les hizo saber a los trabajadores que le había gustado.

Cabe recordar que Karina Milei sabe de tortas y postres dulces, ya que antes de convertirse en la mano derecha del Presidente y de llegar a la Rosada tuvo un pasado como pastelera: preparaba y vendía tortas a través de una cuenta de Instagram.

Tortas sí, leche y café no

Desde el inicio de la nueva gestión, y tras la desregulación de la economía, ya no se pueden tomar cortados en la Casa Rosada. ¿La razón? Ya no se compra leche por los aumentos «excesivos» que sufrieron los lacteos.

Así lo decidió Karina Milei, quien advirtió que hasta que no se acomodaran los precios, no habría leche en Balcarce 50. De esta manera, los funcionarios experimentan de primera mano que la libre competencia del mercado no funciona.

Además de leche, muchas veces falta café en la Rosada. Así, a casi cinco meses de la llegada de Javier Milei a la Presidencia,  no hay con qué acompañar las tortas que cocinan y venden sus mozos para sumar unos pesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here