Las conclusiones de Ricardo Gareca: los ganadores y perdedores de la primera gira del Tigre al mando de la Roja

0
38

Los buenos regresos de Eduardo Vargas y Mauricio Isla, además de las irrupciones de Darío Osorio y Víctor Dávila, más la consolidación de Marcelino Núñez, son algunas de las definiciones que ya tiene el técnico argentino en su libreta. Brayan Cortés y Ben Brereton dieron un paso atrás, mientras que tampoco se extrañó a Gary Medel ni Arturo Vidal.

Los primeros dos partidos del técnico Ricardo Gareca al mando de la selección chilena dejaron varios apuntes en su libreta. Amistosos en los que el argentino utilizó a 18 jugadores diferentes, aunque mantuvo el mismo once titular tanto en el triunfo 3-0 sobre Albania como en la derrota 3-2 en Francia.

Una mezcla de muchos de los pilares de la llamada Generación Dorada, como la principal base de esta nueva Roja, además de otros futbolistas que buscan un lugar en el proceso. Sin embargo, el Tigre también acopló a otros futbolistas del recambio que piden camiseta.

 

Evaluación preliminar que dejó conclusiones establecidas en el comienzo de este nuevo proceso. Jugadores que sorprendieron al nuevo cuerpo técnico y otros que dejaron pasar la oportunidad o que, simplemente, fueron omitidos flagrantemente en estos dos primeros capítulos.

Grandes ganadores

Marcelino Núñez: el mediocampista del Norwich City fue la gran figura ante Francia y tuvo un buen papel ante Albania, justificando por qué ya era fijo en los procesos anteriores. Si bien jugó en una posición que no le acomoda del todo, entregó equilibrio y fútbol como un volante de ida y vuelta, box to box en la nomenclatura británica. Recurrente en los balones detenidos, coronó sus actuaciones con un golazo ante los galos.

Darío OsorioEl volante del Midtjyilland danés fue uno de los grandes ganadores en las anotaciones del DT argentino, ya que había dudas por sus opacas presentaciones anteriores. Encarador, sobrio y con mucha movilidad. Hizo jugar al equipo y no se achicó frente a los rivales. Ensayó de distancia y no tuvo problemas en barrerse cuando la jugaba lo necesita. Intermitente a ratos, pero demostró que tiene que estar

Víctor Dávila: realizó sus mejores presentaciones en la selección chilena, sobre todo ante Albania, con dos asistencias y un golazo. El puntero del CSKA Moscú destacó por su juego vertical y el sacrificio en el momento de tapar la banda. Se consagró como una de las nuevas cartas ofensivas de la selección chilena.

Claudio Bravo: postergado en el proceso de Eduardo Berizzo, Ricardo Gareca dio un golpe de timón con su regreso. El Tigre quería verlo en la cancha, pero también en la concentración con sus compañeros. Más allá de su inactividad en el Betis, el DT confía plenamente en él y lo respeta. Si bien ante Francia tuvo un opaco rendimiento, el Tigre quedó muy conforme con su rendimiento tanto fuera como dentro de la cancha, pese a sus 40 años y la falta de continuidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here