Ministra Vallejo responde a expresidente Piñera: “Su mandato no fue interrumpido”

0
53

Qué pasó. En la mañana de este viernes, durante una entrevista radial en Argentina, el expresidente Sebastián Piñera acusó que el estallido social de 2019 fue un “golpe de Estado no tradicional, porque no fueron las Fuerzas Armadas”.

El exmandatario destacó que este “golpe fue para debilitar las bases mismas de la democracia y usaron brutalmente la violencia. Era una violencia irracional, estaban dispuestos a destruirlo y quemarlo todo, iglesias, colegios, hospitales, monumentos, plantas de energía, lo que se cruzara en su camino”.

En la instancia también indicó que el fuego fue un aliado para “terroristas anarquistas que quisieron destruir nuestro país”. Agregó que “afortunadamente Chile resistió, y después tuvimos un plebiscito por una Constitución, en que -en mi opinión- volvimos a poner las cosas en su lugar y a comprender que los países avanzan cuando hay estabilidad política, que permita dar proyección”.

Sebastián Piñera criticó la administración del Presidente Boric y señaló que “no está conduciendo al país por el camino adecuado porque tenemos grandes problemas de estancamiento económico, inseguridad, falta de confianza y acuerdos básicos”.

Reacción del Gobierno. Durante su viaje a Nueva York para participar en la Asamblea General de la ONU, el Presidente Gabriel Boric respondió a los dichos del exmandatario. El Jefe de Estado señaló que lo que puede destacar es que junto a todos los expresidentes, incluyendo a Sebastián Piñera, “firmamos una declaración en donde nos comprometernos con la democracia y con respeto a los derechos humanos. Decíamos de manera muy explícita que la violencia no es parte de la acción política en la democracia y esa convicción yo la he tenido siempre y la mantengo”.

Frente a las declaraciones del ex Jefe de Estado, el ministro (s) Manuel Monsalve, declaró que “nadie podría decir que durante el gobierno del Presidente Sebastián Piñera, en su segundo gobierno, hubo un golpe de Estado. No hay ningún elemento. Terminó su mandato, siguió funcionando el parlamento, no hubo ninguna alteración desde el punto de vista del sistema democrático chileno”. Manuel Monsalve reconoció que sí hubo una crisis política, la cual “se le dio una salida institucional con un acuerdo entre muchos partidos políticos. Entre ellos, ese acuerdo firmado por el actual Presidente de la República Gabriel Boric, que frente a la posibilidad de que hubiera una crisis que no tuviera salida, colocó su firma, para que Chile tuviera una salida pacífica, democrática e institucional”, sentenció.

La Ministra Secretaria General de Gobierno, Camila Vallejo, señaló que “no hubo una interrupción del mandato del Poder Ejecutivo, ni del Presidente de la República, ni de otro poder del Estado. Por lo tanto, difícilmente uno podría señalar que hubo algún tipo, tradicional o no tradicional, de golpe de Estado, que significa vulnerar el Estado de Derecho e interrumpir las instituciones del Estado de Derecho”.

La secretaria de Estado agregó que “cuando se trata de un exmandatario hay que tener un poco de responsabilidad frente a ese tipo de declaración. Terminó su mandato y que las instituciones funcionaron y que el Estado de Derecho perduró”.

La ministra Vallejo se refirió al estallido social y sostuvo que “van a seguir haciendo distintas opciones y uno puede opinar lo que estime conveniente, pero cuando se trata también de un exmandatario hay que tener un poco de responsabilidad frente a ese tipo de declaración”.

Reacciones del oficialismo. El jefe de la bancada de diputados PS, Daniel Manouchehri, expresó que el expresidente “no puede venir a dar cátedras de lo que no hizo en su mandato. Piñera tuvo un gobierno desastroso, llevó al país al borde de una crisis institucional. Entregó a Chile asolado por la delincuencia, con una crisis en la salud y una economía estancada. Su mayor contribución a Chile sería guardar silencio”. Marcos Barraza, ex convencional y exministro de Desarrollo Social en el gobierno de Michelle Bachelet, comentó que el expresidente Piñera insiste en “vestirse con ropajes que no le asientan bien, está tratando de falsear la historia y con ello eludir sus responsabilidades políticas en las graves violaciones a los derechos humanos que vivió Chile con ocasión del estallido social”.

El diputado y presidente de Acción Humanista (AH), Tomás Hirsch, señaló que las declaraciones son “tan desubicadas y fuera de la realidad como cuando, en aquella época, declaró que ‘estamos en guerra’”.

Reacciones de la oposición. El jefe de la bancada de diputados de RN, Frank Sauerbaum, aseguró que siempre “sostuvimos que aquí hubo una organización que tenía como fin desestabilizar el gobierno del presidente Piñera y llegar al poder a través de una forma no democrática”.

El parlamentario afirmó que desde su sector esperan que “quienes levantaron falsas verdades, denunciando violaciones de derechos humanos, deteriorando la institucionalidad y que finalmente terminaron en el poder, estén conscientes del daño que le hicieron a la democracia y a la institucionalidad. Lamentablemente tuvimos que sufrir esa violencia, hoy día quienes gobiernan la validaron y esperamos que en el futuro no vuelva a ocurrir”.

Por su parte, el diputado Juan Antonio Coloma (UDI), respondió que “nosotros compartimos que algunos miembros de la izquierda, incluso que hoy día están en el gobierno, querían derrocar al gobierno del presidente Piñera en octubre y noviembre del 2019, por eso hemos exigido una condena transversal a la violencia, para que nunca más se repita que un grupo de personas quiera destituir a un presidente como ocurrió

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here